BMW R18, la bestia de las custom

bmw r18 cruser

ÍNDICE/ GUÍA DE CONTENIDOS

BMW entra en el segmento custom a lo grande, nunca mejor dicho. La BMW R18 tiene el motor de 1.800cc más grande que existe con configuración bóxer. ¡Es el bóxer de cilindrada más potente que hay!, salvando otros modelos bóxer históricos de gran potencia y cilindrada.

Lo habitual, no voy a decir lo normal, es buscar la usabilidad de las motos. Cómo de prácticas o polivalentes son. Calidad, precio y uso al que están dirigidas. En este caso, la calidad es indiscutible, porque es una moto gama alta de BMW pero la polivalencia, la usabilidad o la manejabilidad van a brillar por su ausencia. Es una moto que te la vas a comprar porque te gusta.

La BMW R18 te la vas a comprar con el corazón y no con la cabeza.

El motor es quizás lo más importante de esta moto, al menos según mi punto de vista. Un motor de 1.800 cc que da una potencia de 91 cv a 4.750 rpm y un par enorme de 158 Nm a 3.000 rpm. Es un bóxer refrigerado por aire y aceite. El sonido es contundente. Eso suele pasar en las motos refrigeradas por aire, ya que requieren que los cilindros estén más expuestos para que se refrigeren.

bmw r 18 cruiser 1800cc

Características técnicas más importantes, de la BMW R18:
El bastidor es un doble bucle de acero, robusto donde los haya. La suspensión delantera la forma una horquilla telescópica de 49 milímetros con 120 mm de recorrido. Detrás el amortiguador tiene un recorrido de 90 mm. Es un recorrido corto, y por tanto, la suspensión es algo dura. No tanto como para que te hernies en el primer bache, que con alguna moto me ha pasado! El amortiguador es regulable en precarga de muelle.

A nivel de frenos, la BMW R18 lleva un disco delante de 300 mm con pinza de 4 pistones y detrás un disco de 300 mm con pinza de 2 pistones.
La llanta delantera es de 19” y detrás 16”.

La electrónica de la BMW R18

A nivel de electrónica es parca y lleva poca cosa, para lo que estamos acostumbrados de BMW. La verdad… tampoco tendría mucho sentido que llevase una pantalla TFT de 12” como para ver Netflix. Aunque sí se agradecería un extra de información, como los consumos medios o las presiones de los neumáticos.

Lo que sí he echado de menos, porque es un básico, es un indicador del consumo de gasolina. No te enteras de cuánta gasolina tienes hasta que te salta el indicador de reserva. El depósito es de 16 litros con 4 de reserva. El consumo, según BMW es de 5,6 litros a los 100 km, sin embargo, para el uso que le he estado dando yo, un poco ciudad, autopista y carretera, el consumo medio ha sido de 6,5 l/100km.

La BMW R18 tiene tres modos de conducción que te modifican la entrega de potencia. Modos rain, roll y rock. Yo quizás los hubiese ordenado de otra manera, pero oye, los alemanes
Debería ser al revés… pero oye… los alemanes son los alemanes.

bmw r18 classic

Tiene control de tracción desconectable, control de arranque en pendiente y control de par de arrastre del motor.
Opcionalmente, cosa que me parece mal y que debería venir de serie, tiene marcha atrás. Con un peso en orden de marcha de 345kg (3 kilos más que la BMW K1600 que probé hace unas semanas) la marcha atrás es un básico inexcusable. Como aparques la moto en un lugar con un mínimo de pendiente y no la tengas, te hernias para moverla.

Las dimensiones de la BMW R18

La BMW R18 es muy larga de ejes. Tiene una distancia entre ejes de 2.440mm pero un asiento muy bajito de 690 mm. Menos mal! Porque si con este peso y tamaño encima es alta, sería imposible. Si eres una persona muy alta, tienes la opción de un asiento de 710 mm (extra 313,99€)

Sensaciones de conducción de la BMW R18

Sin duda alguna, la R18, es una moto nada práctica y a la que te tienes que hacer. Su geometría hace que sea algo difícil acostumbrarse a sus pesos e inercias, sin embargo, todo es cuestión de práctica y al final le coges el gusto. La conducción de la R18 tiene su encanto.
Por supuesto que en ciudad se mueve como un pato en un garaje aunque sea el foco de atención de todos los semáforos.

En autopistas, la protección aerodinámica no existe por lo que te tragas todo el aire de cara. Ahora bien, como la posición es bastante cómoda, para lo que uno se espera, puedes hacer largos recorridos a velocidades moderadas. Si quieres estrujarla, puedes, ya que empuja muy bien desde abajo.

En un principio me esperé que en carretera también fuera algo tosca y poco manejable, sin embargo, me pareció una conducción interesante. La BMW R18 no es ágil pero sí divertida. Eso sí, debes tener cuidado de no pasarte de tumbada o rascarás los avisadores enseguida. Si las curvas son abiertas, las sensaciones son divertidas. Si son cerradas y ratoneras, el par motor y el contramanillar, te ayudarán a trazarlas con éxito.
En resumidas cuentas, me esperaba que fuera indomable en carretera y me sorprendí disfrutando de una curva tras otra acompañada del bonito sonido de su motor.

La dolorosa. El precio de la BMW R18

Todo el mundo sabe que el precio de partida de una moto BMW es una utopía. Extras y más extras a disposición que le ponen la sal a la vida o la guinda al pastel. En este caso, el precio de partida de la versión classic son 22.950€ aunque tendrás que sumar, como mínimo el extra de la marcha atrás.

En la web de BMW Motorrad tienes 4 versiones disponibles de BMW R18. La básica parte de un precio de 22.950€ hasta la R18 Transcontinental con un base de 33.131,08€. A partir de aquí, puedes añadir tantos extras como estén disponibles y llegar a precios solo aptos para pocas personas.
Quien sabe, la BMW R18 es una moto pasional e irracional, pero bonita donde las haya.

Te dejo algunos links que te pueden interesar:

BMW Motorrad R18

Otras pruebas de motos 🙂