COMPRAVENTA DE MOTOS DE SEGUNDA MANO

berta doria con su moto 2019

Compartir

Categoría

Instagram

ÍNDICE/ GUÍA DE CONTENIDOS

Comprar motos de segunda mano puede parecer muy fácil pero no lo es. Lo lógico sería pensar que cualquier persona que venda una moto valorará de manera justa su precio en función de su estado real, los años que tiene y la vida que le ha dado a su moto. Pero la realidad, muchas veces, dista mucho de esa moralidad.

Te puede pasar, y es algo que me ha pasado a mí, que alguien, sin escrúpulos ni moral, te cuele más de un desperfecto (por llamarlo así) sin que te des cuenta. A mí me metieron el gol por toda la escuadra, así que voy a darte unas pautas que creo que te ayudarán a que no te pase a ti.

Obviamente… yo no las seguí en su momento y basé todo mi proceso de compra en la confianza hacia el vendedor y al taller que me dijo que la había revisado. Tómarse en serio la compra de motos de segunda mano es clave.

Quizas estas 5 pautas te puedan ser de utilidad:

1.Acudir a un compraventa reconocido de motos de segunda mano

Hoy en día hay varias empresas que se dedican a la compraventa de motos de segunda mano. Los compraventas tienen mucha experiencia en determinar el valor exacto de las motos y difícilmente les pueden engañar. Además, pueden revisar las motos antes de ponerlas a la venta, informarte de la situación del vehículo y darte una garantía cuando la compras.

cuïmo, cuimo, compraventa de motos, motos de segunda mano

Si decides que el proceso lo quieres hacer tú sin ningún tipo de intermediario, los siguientes pasos son fundamentales

2. No quedes con el vendedor a última hora de la tarde o de noche

Para poder ver en profundidad el estado de la moto debes tener luz. Aunque lleves una linterna para ver las partes más ocultas de la moto, como por ejemplo dentro del depósito de combustible, es importante que esté bien iluminada. La luz del sol te lo pondrá fácil.

3. Si te gusta la moto debes pedir un informe a tráfico

Un informe a tráfico te mostrará el número de propietarios que ha tenido la moto y si ha ido pasando o no las ITV. Se puede sacar por internet en no más de 2 o 3 minutos y tiene un coste muy bajo.

informe de tráfico, compraventa, informe dgt

4. Prueba de la moto

Quizás la más importante en la compra de motos de segunda mano, pero la que menos se puede hacer. El vendedor no se sentirá cómodo dejando a un desconocido (o desconocida) su moto. Para ello puedes ir con otra persona que se quede con el vendedor hasta que vueltas. Concéntrate en las sensaciones de conducción, trastea los frenos, el puño del gas, escucha el motor… No te emociones con que va a ser tu moto nueva y focaliza toda tu atención en valorar cómo funciona.

5. No confíes en el vendedor.

Por muy buena persona que te parezca, al vendedor no lo conoces y está el dinero en juego. Ya no digo la vida, que según el estado de la moto podrías tener un accidente (sé de lo que te hablo). La compraventa de motos de segunda mano es un negocio entre dos partes y no siempre las dos partes son transparentes y honradas. El desconfiar te permitirá estar más alerta.

Y si lo tuyo no son los compraventas, también tienes marketplaces que te ofrecen servicios de pago online seguros, revisiones con garantía, el envío de la moto o incluso los trámites de cambio de nombre. Eso te seguirá dando un plus de confianza en la operación.

Moto de Outlet, compraventa, cuimo

Un juicio por vicios ocultos en motos de segunda mano no siempre sale bien. Es más… a veces sale muy mal…

En ningún caso te he mencionado que si compras la moto de segunda mano por tu cuenta vayas a un taller a que la revisen. Para mí sería fundamental a menos que seas mecánico o que sepas mucho del tema. Aún y así, una segunda opinión te sería de utilidad. Es importante que no vayas a un taller cualquiera porque podrían decirte que han mirado la moto y está bien, y que en realidad no sea así (vuelvo a dar fe).

Sea como sea, no tengas prisa y asegúrate de elegir bien.

Si lo que te gustan son las motos nuevas, no te pierdas la sección de pruebas 🙂