¡Ojo a los neumáticos de tu moto en verano! 

Compartir

Categoría

Instagram

ÍNDICE/ GUÍA DE CONTENIDOS

El verano es una época en la que muchos moteros disfrutan de rutas y escapadas. Sin embargo, las altas temperaturas pueden afectar significativamente el rendimiento y la seguridad de los neumáticos de la moto. Es por ello que en este artículo vamos a compartir algunos consejos para mantener tus neumáticos en óptimas condiciones durante los meses de calor.

Desgaste acelerado de los neumáticos

Las altas temperaturas aceleran el desgaste de los neumáticos. Por ello, es crucial revisar los testigos de desgaste con regularidad, pero especialmente antes del verano, ya que si hacemos un viaje largo quizá lleguemos a ellos antes de la cuenta (o a los alambres). No serías el primer motero ni el último que deja su goma como un semi-slick en un viaje largo.

Un neumático desgastado no solo compromete tu seguridad, sino que también puede dejarte en una situación precaria en medio de un viaje. ¡No seas rata con las gomas!

Si vas con equipaje, equilibrar las cargas asegura una distribución uniforme del peso en el neumático, lo que permitirá un desgaste homogéneo y un comportamiento correcto.

¡Ojo a los neumáticos de tu moto en verano!  1

Inspecciona tus neumáticos antes de cada salida

Antes de emprender una gran salida, examina tus neumáticos en busca de desgaste irregular, cortes o grietas. Un neumático en mal estado puede ser agravado por el calor y la presión, especialmente si tiene problemas internos que pudieran estar ocultos durante el invierno. La prevención es clave para evitar sorpresas desagradables en la carretera.

Verificación de la presión de los neumáticos

La presión de los neumáticos debe ser verificada antes y durante el viaje (a ser posible). Si tienes un sistema de monitoreo de presión (TPMS) en tu moto, tendrás ventaja. Para aquellos sin este sistema, es recomendable llevar un manómetro eléctrico portátil o un inflador como los de Xiaomi que nos pueden salvar de un apuro. Estos dispositivos te permitirán regular la presión de los neumáticos y evitar problemas de sobrepresión debido al calor.

Ajuste de la presión en días calurosos

En días extremadamente calurosos, es aconsejable reducir la presión de los neumáticos entre 0.1 y 0.3 bar en frío, según la referencia del fabricante. Este ajuste ayuda a prevenir la sobrepresión que puede hacer que la moto derrape y comprometa la frenada debido a la reducción de la superficie de contacto.

Un neumático sobrecalentado no solo no agarrará en tracción sino que puede volverse altamente inestable en curva por culpa del deslizamiento. Es vital ajustar el ritmo de conducción a las circunstancias del clima y tener la suficiente destreza para saber cuando hemos de aflojar, y prevenir con estos trucos que el límite de temperatura del neumático llegue antes.

Mínimas variaciones en la presión de los neumáticos pueden influir notablemente en el comportamiento de la moto. Una presión demasiado alta puede afectar la manejabilidad, la tracción y el desgaste del neumático, mientras que una presión demasiado baja puede comprometer la precisión de los giros y aumentar los movimientos laterales. 

Variaciones de presión y temperatura en los neumáticos

¡Ojo a los neumáticos de tu moto en verano!  2

La regla general es que por cada 5°C de cambio de temperatura, la presión del neumático cambia aproximadamente un 2%. En zonas de mayor altitud, (por ejemplo, si te haces una ruta por los Pirineos) las temperaturas pueden ser extremadamente altas durante el día y muy bajas por la noche, con una diferencia de hasta 20°C. 

Esta variación puede hacer que la presión del neumático cambie hasta un 8% (que es muchísimo). Debido a estos cambios tan drásticos, es importante revisar la presión de los neumáticos temprano por la mañana o por la noche y ajustar en consecuencia.

Además, para que te hagas una idea de cómo de caliente puede estar el asfalto, este normalmente absorbe entre 15 y 20 grados más que la temperatura que tenemos en el ambiente. Por tanto, si tienes la mala suerte de irte de ruta en Córdoba a 40º a la sombra, lo más probable es que la carretera esté a 60. 

En autopista la sobretemperatura es más complicada, pero en ruteo de montaña has de tener cuidado. La fricción por todo el ancho de la banda de rodadura y las altas temperaturas pueden hacer que el neumático llegue a su límite de temperatura pronto. 

Normalmente los compuestos de calle están pensados para trabajar desde los 7 grados (si es un compuesto de verano) hasta los 100, que ya sería pasarse tres pueblos. Más allá de 100 solo trabajan los compuestos muy deportivos (de los que te zampas en 1.500km) y de competición

Un truco para medir a mano la temperatura es poner la mano en la goma. Si la podemos mantener sin quemarnos es que estamos por debajo de los 60º. Más allá de eso estarán cerca de quedar cocidas. No es ciencia exacta, pero viene bien.

Ojo al tipo de compuesto

Los neumáticos diseñados para calentar rápidamente en invierno, como los de las gamas turismo y sport-turismo, pueden enfrentarse a problemas de sobrecalentamiento prematuro en verano. Su composición suele llevar Estos neumáticos están hechos para alcanzar la temperatura óptima de funcionamiento rápidamente en climas fríos, ofreciendo un agarre superior, particularmente en mojado ya que están preparados para cambios bruscos de temperatura. Sin embargo, en el calor del verano, esta característica puede volverse un problema.

Cuando las temperaturas exteriores ya son elevadas, estos neumáticos pueden sobrecalentarse rápidamente, excediendo su rango óptimo de funcionamiento. Esto puede llevar a varios problemas ya conocidos como la reducción del agarre, el deslizamiento, el desgaste acelerado y el riesgo de daños estructurales como la deformación de la carcasa.

Es por ello que debemos tener especial precaución en verano y ajustar debidamente las presiones, ya que son unos compuestos muy populares entre los moteros debido a su versatilidad tanto para invierno como para verano. 

Esto no pasa con las gamas hypersport que montan muchas de las motos deportivas que circulan por ahí. De hecho la preocupación para calentar en invierno aquí desaparece y su rango de temperatura es más alto que los compuestos de turismo, por lo que están en su salsa en estas fechas para dar el 100% de sus prestaciones. Eso sí, te los vas a comer. Pero… “pa’ eso están Ramón” ¿no?

Cuida los neumáticos. ¡Es lo único que nos mantiene pegados al asfalto!
Cuida los neumáticos. ¡Es lo único que nos mantiene pegados al asfalto!

El verano presenta desafíos únicos para los neumáticos de moto debido a las altas temperaturas y las variaciones de presión. Siguiendo estos consejos y realizando un mantenimiento regular, puedes asegurarte de que tus neumáticos se mantengan en buen estado, mejorando tanto tu seguridad como tu experiencia de conducción. En Fast Bikes, estamos a tu disposición para cualquier consulta o servicio relacionado con tus neumáticos en nuestros talleres de Barcelona. ¡Disfruta del verano y conduce con precaución!